VDMFK - Vereinigung der Mund- und Fussmalenden
Künstler in aller Welt, e. V.

El arte y la recepción del arte

Dr. Klaus Grabowski

El Dr. Klaus Gabrovski es un crítico de arte originario de Stuttgart (Alemania).
En 2005 ofreció un discurso en motivo de una exposición de arte internacional de obras artistas pintores con la boca y el pie en la ciudad de Ulm, al sur de Alemania, en el que habló sobre el arte y la recepción del arte. A continuación, incluimos su discurso completo:

Me gustaría presentar mis reflexiones acerca del arte y la recepción del arte a través de algunas reacciones con las que me he encontrado al comentar que hoy hablaría aquí. Por un lado, me he encontrado con la reacción de "Sí, los pintores con la boca y el pie. Pobres, qué pena. Es impresionante lo que hacen a pesar de todo." Estas palabras, pronunciadas con un tono bastante compasivo aunque bien intencionado, no tienen nada que ver con las obras de arte que se muestran aquí. Vincent Van Gogh no empezó a ser sólo un gran pintor cuando se cortó la oreja o no lo fue simplemente por este motivo y a Jackson Pollock no se le considera el pionero del arte moderno por el hecho de ser alcohólico o, si tomamos un ejemplo actual, las obras de Jörg Immendorff no son sólo obras de arte porque él sufre una enfermedad progresiva incurable.

La segunda reacción con la que me he encontrado ha sido la de "Ah, sí, los pintores de las tarjetas postales." En el tono de esta declaración ya se nota un claro desprecio. ¿Todo aquello que está impreso en las tarjetas de felicitación
ya queda automáticamente descalificado como arte? Si esto fuera así, quedaría muy poco arte verdadero, porque las tiendas de los museos de todo el mundo venden reproducciones de todo aquello que exponen: desde la Madonna de Matthias Grünewald en Rosenhag, todas las grandes obras de Leonardo da Vinci y Alberto Durero hasta los clásicos modernos con innumerables obras de Klee, Macke y Nolde hasta Magritte, Warhol y Dalí, y muchos más. Todas sus obras están impresas en tarjetas que podemos enviar a nuestros seres queridos.

También he tenido que escuchar otra objeción en cuanto a contenido “Hay pintores con la boca y el pie que pintan a partir de fotografías“, en un tono que claramente insinuaba que esto no podía ser arte verdadero. Cualquiera que se atreva a pronunciar estas palabras, es obvio que no ha seguido la evolución del arte. Los retratos que Andy Warhol hizo de Marilyn Monroe, por lo tanto, no tendrían nada de arte, igual que el gran ciclo de Gerhard Richter sobre la historia de la RAF, que él tituló “18 de octubre de 1977“ y pintó a partir de fotografías de búsqueda y de prensa. La Nueva Escuela de Leipzig también ha adoptado este procedimiento, con un rotundo éxito entre los coleccionistas de arte internacionales. Mientras tanto, la evolución ha seguido su curso: que los objetos cotidianos puedan ser arte lo han dejado claro Marcel Duchamp y muchos otros artistas con sus "objets trouvés" y "ready mades". Aunque las fronteras entre el grafismo publicitario y el arte son difusas, al menos desde que Warhol pintara las latas de sopa Campbell's. Y aún más complicado resulta todo cuando observamos el trabajo de Elaine Sturtevant. Bajo el título The brutal Truth (La verdad brutal) ha reproducido meticulosamente obras que se consideran iconos de la modernidad hasta lograr que no puedan distinguirse de los originales. Y esto crea una nueva perspectiva a la hora de observar estas obras más conocidas. De repente, la bandera de los Estados Unidos de Jasper Johns ya no es de Jasper Johns y la Silla de grasa de Joseph Beuys, debido al hecho de que Sturtevant la pone en un contexto totalmente diferente, se convierte en algo más que una obra de Beuys. Esto es irritante y perturbador, pero en el fondo no es nada más que la imagen de René Magritte de una pipa de tabaco con la firma "Ceci n'est pas une pipe" (Esto no es una pipa). La pregunta sobre la identidad o falta de identidad de la imagen y la ilustración, que no existe en las sociedades arcaicas (donde la imagen es el ídolo), tiene una respuesta muy sencilla: la imagen es una imagen, no la realidad. La realidad es la imagen, aunque como obra de arte. De hecho, las imágenes expuestas se han reunido aquí porque la Asociación se muestra ante el público con las obras de sus miembros, y, por lo tanto, todas han sido pintadas con la boca o el pie. Quizás pueda sonar como una pequeña provocación si digo: ¿Y qué? En realidad, es fácil reunir tantas imágenes pintadas con la mano. Esto no puede ser por sí sólo la única razón para exponer.

Ir a ¿Qué es arte?