VDMFK - Vereinigung der Mund- und Fussmalenden
Künstler in aller Welt, e. V.

English

Misiones y objetivos

Un pequeño grupo de artistas con una serie de limitaciones físicas procedentes de toda Europa se juntaron en el año 1956 alrededor del pintor con la boca Erich Stegmann con mucho valor y compromiso para hacer realidad una visión conjunta: la creación de una organización de autoayuda formada exclusivamente por personas con graves limitaciones físicas.

Esta asociación de artistas con discapacidad es propiedad exclusiva de sus miembros y fue fundada por artistas que no pueden pintar con sus manos, sino que lo hacen sujetando el pincel con la boca o los pies. 

Actualmente, 50 años más tarde, 726 pintores con la boca y el pie trabajan en 74 países en esta organización única en el mundo. Todos los artistas han aprendido a pintar sujetando el pincel con la boca o entre los dedos del pie, ya que ninguno de ellos, ya sea por accidente, enfermedad o daños congénitos, puede hacer uso de sus manos.

Sin embargo, y debido a su discapacidad, la comercialización de sus obras resulta para estos pintores mucho más complicada que para los demás artistas. Gracias a su “Asociación de artistas pintores con la boca y el pie”, fundada por ellos mismos, hoy en día los pintores han conseguido una consolidación y un reconocimiento internacionales. La organización se encarga sobre todo de organizar numerosas exposiciones, así como de vender calendarios y postales artísticas. La editorial ayuda de forma decisiva a que las personas afectadas por una grave discapacidad puedan volver a rehacer su vida de nuevo. La Asociación, además, también ayuda a artistas con discapacidades similares: se les concede una beca de formación, lo que les permite alcanzar una mayor independencia.
En pocas palabras: la Asociación ayuda a personas especiales a seguir su vocación artística.

Las actividades artísticas no deben entenderse en ningún caso como un pretexto para obtener limosnas. Artísticamente hablando, la Asociación es muy exigente con todos sus miembros. Las capacidades personales de cada uno de los artistas, y no sus discapacidades físicas, es lo que se encuentra en primer plano. Así se entiende también que su lema sea “Prohibido compadecerse”: es la forma que tienen los artistas de protegerse de reacciones falsas de los críticos de arte o del público en general.